Sígueme por Email!

miércoles, 6 de noviembre de 2013

Los Chemtrails sometidos al Principio de Economía

"Sólo no ve y siente los chemtrails quien no quiere verlos. Observad e informaos"
M. M. Carro, Chemtrails Murcia -Facebook

Antes de entrar en materia de chemtrails...

En derecho, la “Probatio Diabolica” pretende obligar al acusado a demostrar que algo no sucedió en vez de obligar a la acusación a demostrar lo contrario. Si lo adaptamos a lo que ofrezco: "500 euros por demostrarme la existencia de los Chemtrails", yo debería aplicarme el cuento y demostrar que "no existen", en lugar de "obligaros" al resto a demostrarme que sí existen. 
William Ockham. Fuente: cienciasalcantara.blogia.com
Si consiguiera demostrar su inexistencia, cerraría el blog y se terminaría con el debate. Es más, no habría más discusión ni polémica a nivel mundial con este tema. 



Fuente: sabertusderechos.wordpress.com
Lamentablemente no puedo demostrar "a pelo" que los chemtrails no existen, estirando la mano a 10.000 metros y trayendo una muestra; como tú no me puedes demostrar que Dios no exista estirando la mano y rascándole las barbas...(y por eso estamos como estamos a estas alturas de milenio).  
Lo que sí podemos hacer es tomar elementos al alcance de nuestra mano y usarlos para explicar de la forma más razonada posible cualquier fenómeno que no conozcamos y a partir de ahí hacer el ejercicio de determinar qué parece más lógico, obvio o probable. Para ello hay que hacer un gran ejercicio de criba de información y de búsqueda de fuentes confiables. Generalmente se puede aplicar para estas cosas el "Principio de economía", también conocido como "Navaja de Ockham" (o Principio de Parsimonia) y viene a ser el mismo principio por el cuál la gran mayoría explicamos y damos crédito a que Luís Bárcenas sí efectuó pagos de sobresueldos en negro a la cúpula del PP aunque aún no hayan pruebas 100% determinantes. Básicamente lo que hacemos es:

  • Tomar los elementos que conforman el problema 
  • Emitir un juicio en base a esos elementos y no a otros
Según este principio, la explicación más sencilla suele ser la correcta. Esto implica que, cuando dos teorías en igualdad de condiciones tienen las mismas consecuencias, la teoría más simple tiene más probabilidades de ser correcta que la compleja. Aplicad este razonamiento al tema Bárcenas...a mi me salen las cuentas... ¿y a vosotros?

Pues a esto nos vamos a dedicar en este blog a partir de ahora: Tomaremos un razonamiento que defienda la existencia de los chemtrails y lo someteremos al pequeño juicio de Ockham. No quiere decir que desvelemos la verdad sobre la existencia o no de los chemtrails, pero al menos contaremos con elementos razonados, ordenados, lógicos, referenciados y difícilmente refutables para decantarnos por el escepticismo o por la fe.

Otra forma de enunciar el Principio de Economía es: 

La pluralidad no se debe postular sin necesidad. 

Esto significa que las explicaciones dadas nunca deben multiplicar las causas sin necesidad. Cuando dos o más explicaciones se ofrecen para un fenómeno, la explicación completa más simple es preferible; es decir, no deben multiplicarse las entidades sin necesidad.

Un ejemplo antes de embarcarnos en el fascinante mundo de los chemtrails: 


La mujer que no conocía la refracción de la luz

Imagina que nunca has ido al colegio, o que tu padre o tu madre no son científicos o que nadie te ha enseñado nunca nada de las propiedades de la luz visible (sí, porque hay luz invisible) y tampoco has accedido a los medios para descubrir dichas propiedades por ti mismo (también se puede!)
Arco Iris doble. Fuente: abelgalois.wordpress.com
O mejor aún, retrocedamos 10.000 años en el tiempo. Vives en un poblado de origen nómada que ha empezado a descubrir la agricultura y se ha sedentarizado, dependiendo en gran medida de las lluvias para la subsistencia; todavía Monsanto no está haciendo de las suyas. Un día levantas la mirada hacia al cielo. Está lloviznando pero también luce el sol. Y lo ves: Un magnífico arco iris. Nunca habíais visto nada parecido. Es más. Es un arco iris doble! (Double Rainbow, recordáis?). En ese momento se apodera de ti un temor a la vez que una fascinación extrema: No parece algo peligroso, pero parece amenazante. ¿Será algo divino? Por fuerza ha de serlo. En lo alto del cielo, majestuoso y colorido, tras una copiosa lluvia: sólo puede ser un signo: los dioses nos han regalado el agua y están satisfechos con nuestras ofrendas...
Refracción de la luz (Fuente: quimicaweb.net)
No he relatado nada absurdo, pudiera ser que ocurriera así, ¿verdad? Estos comportamientos de la antigüedad los explica muy bien Jean Marie Auel en "El Clan del Oso Cavernario".


El desconocimiento nos hace llegar a conclusiones a menudo magnificadas y erróneas, como la interpretación del arco iris, inexplicada durante siglos... hasta que llegó Newton, y tras él Huygens, Hooke o Thomas Young y explicaron de forma completa, razonada, demostrada, convincente y simple por qué se producían los arco iris: ocurría el fenómeno conocido como "refracción de la luz", por el cual se demostró que la luz blanca era suma de las longitudes de onda de los colores que conforman su espectro. Las gotitas de lluvia hacían la función del prisma de cristal de Newton. Eso a "todas luces" era más sencillo que conjeturar sobre divinidades que lanzaban un arco-puente de colores para que pasaran por él las almas que bla, bla, bla...


Ahora situémonos en los Estados Unidos del siglo XXI. Concretamente el 6 de julio de 2007, a las cuatro y media de la tarde. Una mujer se encuentra en el jardín de su casa. El día es soleado y el aspersor de riego está en marcha. En ese momento observa algo extraño y decide grabarlo en video: ¡¡¡Aparece un arco iris en su aspersor!!! Aquí reproduzco parte de sus observaciones: 



"I'm just wondering what the heck is in our water supply, what the heck is in our oxygen supply" "This cannot be natural", "We all know It wasn't something that happened 20 years ago, but is happening now", "I don't know what is easing out of our ground"
es decir:
"Me pregunto qué demonios hay en nuestro suministro de agua, qué demonios hay en nuestro suministro de aire", "esto no puede ser natural", Todos sabemos que esto no ocurría hace 20 años, pero está ocurriendo", "No sé lo que está saliendo de nuestra tierra".

No sé a qué me suena, aplica la navaja de Ockham... ahí lo dejo.


Y ahora sí, señoras y señores... metámonos de lleno en el maravilloso mundo Chemtrail


Beware of false knowledge; it is more dangerous than ignorance.
George Bernard Shaw 








No hay comentarios:

Publicar un comentario