Sígueme por Email!

martes, 3 de diciembre de 2013

¿Existen las nubes?


De la magufada a la duda metodológica

Últimamente se ha intensificado el debate sobre lo que es un contrail persistente o un chemtrail. Igualmente en este blog (y en otros) se ha debatido acerca de la formación de contrails y de su persistencia, usando para ello documentación científica disponible, contrastable y de rigurosa producción. La premisa básica que defienden los creyentes en la conspiración chemtrail es que un contrail no puede persistir más que minutos, da igual la altura o las condiciones en que se produzca. El gran problema (o no) al que nos enfrentamos con esta afirmación es que no viene sustentada por ningún aval de carácter científico. Se trata nada más que de un argumento basado únicamente en la observación desde el suelo de algo que ocurre a varios kilómetros por encima de nosotros, sin que nadie lo simule o intente reproducir o estudiar ex situ o in situ (nadie de los chem-fans, porque una amplia plantilla de científicos de todo el mundo lleva décadas estudiando la formación y dispersión de los contrails). En un post anterior en el que hacía referencia al artículo del blog del Observatorio de Geoingeniería en España sobre la física de formación de contrails, comentábamos los argumentos (100% indocumentados e "inreferenciados") del autor de dicho post acerca del comportamiento de un contrail. Básicamente los argumentos eran:
  • Un contrail está formado por acúmulos abruptos, opacos y pesados de cristales de hielo irregular.
  • Al salir los gases expelidos del avión a más de 800km/h, el "rozamiento", provocaba un aumento del calor de los cristales de hielo, lo que contribuía a su sublimación.
  • La radiación infrarroja, visible y ultravioleta procedente tanto del sol como de la tierra influían igualmente en la sublimación de los cristales de hielo.
  • Por todo ello, los cristales de hielo formados en la estela de condensación del avión en apenas unos segundos, pasan de fase sólida a gaseosa, difundiéndose casi de inmediato.
Otra lindeza del artículo venía a decir que la nieve artificial se producía calentando agua (vamos, como si el efecto Mpemba funcionara bajo cualquier circunstancia).

Como ya comentamos, cualquiera de esos argumentos son falsos, y además de estar sustentados en el principio de autoridad, no cumplen ningún principio básico de la "verificación" de un argumento.Usando palabras de Carl Sagan: 

- Siempre que sea posible debe haber una CONFIRMACIÓN INDEPENDIENTE de los hechos.
- Se ha de FOMENTAR EL DEBATE de fondo sobre las pruebas por los defensores BIEN INFORMADOS de todos los puntos de vista.
- Los ARGUMENTOS DE AUTORIDAD tienen poco peso (en la ciencia no hay "autoridades").
- CONSIDERA positivamente MÁS DE UNA HIPÓTESIS: no funciones sólo con la primera idea que te llamó a tu imaginación.
- Trata de NO APEGARTE MUCHO A UNA HIPÓTESIS sólo porque sea tuya.
- CUANTIFICA, siempre que sea posible.
- Si hay una cadena de argumentos, CADA ESLABÓN de la cadena DEBE FUNCIONAR.
- "Navaja de Ockham" - si hay dos hipótesis que explican los datos igualmente bien, ELIGE LA MÁS SIMPLE.
- Pregúntate si la hipótesis puede, al menos en principio, ser falsificada (demostrando su falsedad por alguna prueba inequívoca). En otras palabras, ¿ES COMPROBABLE? ¿Pueden los demás duplicar el experimento y obtener el mismo resultado?

Los argumentos arriba expuestos, los rebatimos mediante el uso de documentación de estudios que realizaban confirmaciones independientes, evitando los argumentos autoritarios y valorando distintas hipótesis (contenidas en distintos estudios), sin usar ninguna hipótesis propia. Igualmente la explicación científica de la formación de un contrail persistente funciona para cada argumento secuencial del proceso, no así con los argumentos esgrimidos por el Observatorio de la Geoingeniería, que uno tras otro fallaban. Ninguno de los argumentos propuestos estaba convenientemente cuantificado, no así por los estudios sobre formación de contrails que mostramos, en los que se usó instrumentación, modelos matemáticos y software para reproducir las hipótesis y analizar los resultados. Finalmente el principio de economía propuesto por Ockham pone de relieve que la explicación más natural y simple, la de la persistencia de los contrails en cuanto a que son cirros inducidos, es mucho más probable que la de la mega-conspiración por la que se vierten a la atmósfera toneladas de polvo de metales y polímeros de forma indiscriminada y masiva desde hace 20 años.

A pesar de las contra-argumentaciones que cité en aquel post rebatiendo tanta falsedad, la respuesta de algunos interlocutores fue básicamente que tanto argumento científico era usado por mi para velar la realidad y confundir al personal. Lo cierto es que la ciencia es muy engorrosa para el que no tiene formación científica y claro, si no entiende una explicación desde ese punto de vista, quiere decir que debe ser falsa. Cualquier cosa que se explique sin demostrar ni referenciar y sea mínimamente inteligible y suene lógica, ya es considerada como válida, aunque esté basada en conjeturas o argumentaciones sin base.

Pongamos un ejemplo:

Un argumento inteligible y que suena a lógico por un chem-fan es:


Spinochordodes tellinii, parásito del saltamontes
"Este video en el que se muestra un saltamontes repleto de fibras que salen de su interior se titula Morgellons in animals 2013 Nano Technology. Los saltamontes no tienen fibras que salgan de su interior y el título está en inglés, por lo que debe ser verdad que hasta los saltamontes sufren la enfermedad de morgellons debida a los polímeros que lanzan los aviones". (Si quieres saber más de morgellons, pincha aquí)

Muchísima gente que ha visto el vídeo del saltamontes se lleva las manos a la cabeza y asume automáticamente que se trata de una verdad como un templo SIN PLANTEARSE OTRAS POSIBLES HIPÓTESIS, SIN CUESTIONARSE cómo esos "filamentos" se han introducido en su cuerpo (es decir, sin comprobar que cada argumento de la cadena de argumentos funcione) y SIN RECURRIR A EXPLICACIONES MÁS PLAUSIBLES o simples. Ya comentamos en el post anterior que generalmente el chem-fan se caracteriza en cuanto a que "sus fuentes de información preferidas son solo aquellas que le confirman su idea previa. La lectura de bibliografía especializada y publicaciones científicas supone un engorro que tiene, además, el indeseable efecto secundario de traer luz a ciertas falsas asunciones sobre las que está apuntalando su fe chemtrail".

Lo cierto es que a poco que uno indaga, descubre que no se trata de fibras y que tampoco es necesaria mucha palabrería técnica o científica, ni grandes investigaciones para explicar llanamente que lo que se ve en ese vídeo es un saltamontes infestado por un parásito, que también afecta a los grillos y que se llama Spinochordodes tellinii, descubierto por Camerano en 1888 y efectivamente nada tiene que ver con morgellons. Se caracteriza porque "induce" al saltamontes a "suicidarse" (una vez que el parásito crece, hace que el saltamontes salte al agua, donde probablemente muera, ya que el parásito adulto crece y se reproduce en el agua). 

Pues bien, así ocurre con prácticamente todas las argumentaciones que nos llegan del chemtrail-world.

¿Chemtrail o contrail? Argumentos "fotográficos"

Volviendo a la dicotomía chemtrail-contrail, a favor del contrail persistente: Hay decenas y decenas de referencias que han estudiado y confirmado su formación y persistencia (como ya hemos visto en otros posts). En contra: que no se puede analizar la composición de todas y cada una de las mismas. Con respecto a los chemtrails no me he encontrado con NINGÚN documento que tenga un mínimo de credibilidad, que esté bien referenciado, que esté realizado por alguien con nombre y apellidos que acredite competencias en la materia y que tenga un fundamento científico no basado en la conjetura y la argumentación simple (si me equivoco, por favor, este foro es ideal para aportar dichos documentos). Tampoco se puede establecer la composición de un chemtrail basándonos en el mismo argumento que con los contrails: La incapacidad de poder analizarlos in situ. Por eso creo que por ahora la balanza está a favor de los contrails: muchísima física y ciencia en muchísimos estudios realizados por prestigiosos departamentos universitarios o institutos de investigación contra meras conjeturas (es una opinión personal, no se lo tomen a mal).

Veamos un ejemplo gráfico de lo que unos dicen que es chemtrail y otros contrail persistente:



Se trata de una imagen tomada el 26 de enero de 2001 por Louis Ngyyen desde la interestatal 95, al norte de Virginia. Evidentemente llama mucho la atención el gran número de estelas, su paralelismo y sus cruces. A todas luces para un chemmy esto no es más que una fumigación masiva. Para un "escéptico" no es más que el producto de una húmeda y helada mañana de invierno en una zona de intensísimo tráfico aéreo (alrededores de Washington DC).

La siguiente imagen muestra la distribución de los vuelos de USA por encima de los 16.000 pies, altura a partir de la cual se pueden empezar a generar contrails, sobre todo en épocas invernales y latitudes similares:
Efectivamente, el puntito rojo que hay entre Virginia y Maryland coincide con la predicción: intensísimo tráfico aéreo en esa zona. Apuesto a que las supuestas "fumigaciones" serán proporcionalmente muy inferiores en digamos, Minessota o Wisconsin y aumentarán proporcionalmente en el área de Los Angeles, Denver, Atlanta y, por descontado, New York. Curiosa coincidencia.

Otras veces nos llegan imágenes como la siguiente (de Chemtrails Galicia), acompañadas de un texto explicativo (que reproducimos literalmente):

Diferencias . Arriba un contrails normal y abajo a la derecha un chemtrails. . Mas claro no puede ser. A los escepticos muy extremos. Levantar la cabeza utilizar la logica y el analisis constructivo ser muy esceptico limita la capacidad mental conciencia y consciencia limita tuscapacidades y limita tus actitudes en la vida no te deja crecer y evolocionar. (SIC).

Nótese primero el uso de las palabras "contrails" y "chemtrails" en plural, aunque las refiera en singular (un contrails y un chemtrails), el estilo de la redacción (el uso de infinitivos para la exhortación), la falta de tildes y puntuaciones y las aseveraciones basadas en la autoridad "más claro no puede ser", "ser muy escéptico limita la capacidad mental", etc... Igualmente confunde derecha con izquierda... en fin, no hay mucho que comentar viendo la foto, seas o no escéptico, ¿no?

Lo que está claro es que se ha instaurado el dogma de que cualquier estela larga o con trazos alternados que persista más de minutos en el aire, no puede ser un contrail, a pesar de que decenas de estudios demuestran que los contrails son al fin formaciones de nubes tipo cirro, que como tales, pueden persistir. 

El argumento del "viaje en el tiempo"

Los contra-argumentos que más me gustan son los que "viajan" hacia atrás en el tiempo. Hasta hace unas semanas casi todo nuestro entorno chemtrailacólito afirmaba que este fenómeno no ocurría antes de mitad de los años 90 del pasado siglo. Como contra-argumentación mostré los estudios efectuados en los años 40, 50, 60 y 70 sobre la persistencia de contrails, los fotogramas de películas desde el año 1957 hasta mitad de los 90 donde se ven estelas persistentes o incluso fotografías de estudios sobre nubes como las contenidas en el libro editado en 1957 "Cloud Study, a pictoral guide" de la que he recibido hace poco un ejemplar original de ese año (ver los posts: "El cielo no era así hace 20 años", "Contrails de antaño: Ciencia y Cine por las nubes" o "Procesos de formación de estelas").

La respuesta de nuestros objetores es que realmente ya desde que comenzó la aviación moderna se empezó a fumigar aunque a menor escala: una rápida explicación (evidentemente autoritaria) para salir del paso, lo que confirma otra característica del chem-fan que podemos consultar en el post anterior: "El chem-believer tiende a efectuar razonamientos extraordinariamente rebuscados con tal de encajar su creencia en el marco de una contra-argumentación razonable". Otro ejemplo de esto lo vimos en el post anterior, cuando un objetor a mis argumentos explicaba que las imágenes de nubes "sospechosamente artificiales" tomadas por Arthur William Clayden en 1905 en los cielos de Inglaterra eran debidas a una máquina de Nikola Tesla, coetáneo suyo. Vamos, que HAARP ya estaba inventado a principios del siglo XX. Incluso con el tema de los contrails en el cine, la teoría chemmy se bifurca en distintas vertientes: unos dicen que efectivamente ya se empezaba a fumigar en aquella época y otros aseveran que lo que se ha hecho es alterar las cintas originales introduciendo digitalmente "chemtrails" para que nos habituemos a su presencia y no nos hagamos cuestiones (curioso). Otra de las características que vimos del chem-fan es que carece de una teoría sólida unificada al menos en ciertas evidencias importantes.

Sin más, y como ya he mencionado, acabo de recibir un original de "Cloud Study, a pictoral guide", de F.H. Ludlam y R.S. Scorer, editado en 1957 y con un capítulo dedicado a los contrails persistentes, con fotografías de aquélla época y todo, donde explican de una forma práctica y entendible para todo el mundo por qué un contrail puede persistir y por qué en realidad son cirros que se han formado debido fundamentalmente a tres factores; LA HUMEDAD RELATIVA ELEVADA, LA BAJA TEMPERATURA Y LA PRESENCIA DE PARTÍCULAS DE NUCLEACIÓN. Evidentemente unos objetores me dirán por un lado que este libro, pese a tener un sello original de la biblioteca del Ayuntamiento de Derbyshire (UK) fechado el 2 de diciembre de 1957, se trata de un documento alterado adrede y otros objetores recurrirán a la argumentación que viaja atrás en el tiempo "en 1957 ya se rociaba con fines maquiavélicos". Todo menos recurrir a la explicación más sencilla, mejor argumentada y más sólida...

Un concepto poco abordado en este blog es la nucleación, un factor que casi hemos pasado por alto en la formación de estelas y que explica por qué aparecen estelas persistentes en cielos totalmente prístinos, sin nubes. Veámoslo un poco.

La nucleación como factor de formación de contrails

Se define como nucleación en general al comienzo de un cambio de estado en una región pequeña pero estable. El cambio de estado puede ser la formación de gas o cristal a partir de un líquido. Por ejemplo, el agua pura se congela a 0°C, pero puede "superenfriarse" hasta los -42 °C sin congelarse, si no existen nucleadores para la formación del hielo. Por tanto, los nucleadores son importantes en meteorología, porque a menudo hay pocos nucleadores presentes en la atmósfera superior.
La falta de nucleadores en la alta atmósfera puede provocar fenómenos como el de los "fallstreak holes", también conocidos como "skypunch" (perforación del cielo). Es un fenómeno bien conocido y muy bien explicado por la física atmosférica. Se forman cuando el agua de las nubes en una región de la atmósfera se encuentra por debajo de su punto de congelación, pero no se ha congelado debido a la falta de partículas de nucleación de hielo. Cuando finalmente se forma un cristal de hielo en un punto dado, se produce un efecto dominó en sentido radial debido a un mecanismo llamado "proceso de Bergeron", que causa que las gotitas de agua que están alrededor de los cristales de hielo se evaporen, dejando un gran agujero, a menudo circular, en la nube.

Impresionante "fallstreak hole" a menudo relacionado con la geoingeniería y la leyenda de la tecnología HAARP
Son características de cirrocúmulos y altocúmulos, nubes que se encuentran a la altura de crucero de los vuelos comerciales. De hecho el paso de un avión puede originar un "fallstreak hole" ya que las partículas que emiten con los gases de la combustión pueden actuar como nucleadores de hielo. Además pueden provocar inadvertidamente lluvia o nieve a su paso, lo que se conoce como "cloud seeding" o siembra de nubes, técnica comúnmente relacionada con la geoingeniería, pero en este caso en lugar de rociar nada en la atmósfera, son las propias partículas de los gases de la combustión del avión las que provocan la inestabilidad suficiente para desencadenar una precipitación.

Contrail en un cielo despejado. Nótese cómo el viento va dispersando la estela.

Si un cielo despejado, sin nube alguna, presenta unas condiciones en la alta troposfera de elevada humedad relativa y bajas temperaturas, la inestabilidad que provoca el paso de un avión junto con las partículas que emiten los gases de combustión son más que suficientes para cristalizar el vapor de agua a su paso generando nubes con la forma de la estela que deja el avión: cirros alargados, cuya microestructura cristalina es IDÉNTICA a la de los cirros que se forman en esas cotas (y no como afirmaba el Observatorio de la Geoingeniería en España, que alegaba que las nubes cirro están formadas por perfectos y livianos cristales en forma de prisma hexagonal con conos huecos invertidos en su interior). Recomiendo revisar el trabajo de JostHeintzenberg del Leibniz-Institute for Tropospheric Research, en Leizpig sobre las características, estructura y composición de contrails o como dice él: "cirros inducidos artificialmente" y el trabajo "Sobre la ocurrencia de cristales de hielo con formas de roseta de bala huecas y columnas en cirros en latitudesmedias", de C. G. Schmitt y A.J. Heymsfield del National Center for Atmospheric Research, Boulder, Colorado, donde dejan bien patente que las nubes cirro presentan varias estructuras cristalinas que coinciden con las de los contrails.


Conclusión: ¿Existen las nubes?

Usando toda la información expuesta en este y anteriores posts podemos concluir que efectivamente las estelas de los aviones se forman incluso en regiones sin nubes y que pueden persistir no minutos, sino horas antes de que sublimen los microcristales de hielo que las forman. Mientras tanto las corrientes de aire las pueden disipar hasta adquirir la apariencia de cirros. Negar que los contrails pueden persistir (siempre apoyándonos en toda la información aportada y bien referenciada) viene a ser como negar que las nubes puedan persistir, al menos las nubes cirro de la alta troposfera. En conclusión: 
  • Los cirros están conformados de micro-cristales en formas de bala de roseta, prismas y placas hexagonales, con crecimientos más o menos irregulares y radiales. Los contrails también presentan dicha formación.
  • Los cirros precipitan en lluvia (generalmente de escarcha o hielo) ante la presencia de una perturbación. Igual ocurre con los contrails.
  • Los cirros se van disipando con las corrientes de aire pudiendo llegar a cubrir una importante región del cielo, al igual que los contrails.
  • Los cirros una vez se forman persisten durante horas antes de sublimar o disiparse, al igual que los contrails persistentes.
  • Generalmente se verán contrails persistentes en regiones donde hay cirros, pero puede no ocurrir a la inversa: pueden no verse cirros donde hay contrails persistentes debido al fenómeno de la nucleación producida por el paso de un avión en una región atmosférica estable, pero de muy baja temperatura y alta humedad relativa.

Próximamente....

En el próximo capítulo incidiremos más en ciertas pruebas que parece que "confirman" la existencia de fibras y de la enfermedad de Morgellons asociada a los chemtrails. Hablaremos de los análisis de fibras de Cuarto Milenio, de los morgellons en saltamontes, del test del vino tinto para determinar si estás infestado con Morgellons e incluso de una técnica Malaya consistente en frotar zumo de cucaracha en tu cara para comprobar lo inevitable: EXISTEN LOS CHEMTRAILS................................. o no???

A good head and a good heart 
are always a formidable combination.
Nelson Mandela 

No hay comentarios:

Publicar un comentario